El Portavoz de Turismo del Grupo Popular en Les Corts, Fernando Pastor, ha denunciado que Turismo “deja perder un 75% de los fondos para la lucha contra el intrusismo” tras publicarse las ayudas de la AVT para luchar contra el intrusismo en los alojamientos turísticos.

   Fernando Pastor ha señalado que “estas insuficientes ayudas implican que solo se va a destinar el 26% del montante total previsto en 2018 (660.000 euros) tras las enmiendas presupuestarias aprobadas para tal fin. Pese a los anuncios de Puig y las palabras de su secretario autonómico Francesc Colomer no hacen nada para luchar contra el intrusismo turístico y no gestionan ni destinan los fondos previstos para tal fin”.

   El Portavoz popular ha indicado que “en los presupuestos para 2018 el PP denunció que no existía ni un euro para este año, finalmente se aprobó durante su tramitación una enmienda de Podemos por un importe de 660.000 euros. Hoy sabemos que solo 178.000 euros, un 26%, serán destinados a combatir la lucha contra el intrusismo turístico. Ese dinero se detrajo de la Agencia Valenciana de la Innovación. Se lo quitaron a innovación para dedicarlo a turismo y ahora la mayoría se va a perder”.

   Pastor ha manifestado que “uno de los problemas más acuciantes del sector turístico es el intrusismo, pero este Consell no hace nada para intentar erradicarlo ni adopta ninguna medida real. Mucha ley de turismo, mucha filosofía y palabrería de Colomer pero la realidad es que no hacen nada, sin medidas concretas y ninguna efectividad a la hora de luchar contra el fraude en el sector”.

   El portavoz popular ha manifestado que “ya advertimos en su momento que no iban a ser capaces de invertir esa cantidad por falta de proyecto y ahora se demuestra que teníamos razón con nuestro aviso porque todo es improvisación y anuncios a salto de mata pero sin trabajo detrás”.

   En este sentido Pastor también ha citado la ausencia de inspectores turísticos para luchar contra el intrusismo. “Puig anunció a bombo y platillo en Fitur que reforzaría este servicio y, sin embargo, la precariedad de la inspección es alarmante, abandonando este servicio y sin medidas efectivas ni concretas para erradicar el problema más grave que padece el sector turístico”.

   Fernando Pastor ha manifestado que “la ausencia de medidas en general más allá de anuncios de postureo provoca inseguridad e incertidumbre. El sector no sabe muy bien a qué atenerse con este Consell que dice mucho pero no hace nada y que incluso con lo poco que hace, como la ley del turismo, solo provoca confusión y enfrentamiento entre, por ejemplo, la oferta hotelera y la de apartamentos”.