El Partido Popular de Alicante ha decidido dar un paso más en su política social al abrir todas las áreas que la componen (Educación, Sanidad y Dependencia, entre otras) a propuestas que vengan “de la calle”.

La vicesecretaría de Política Social, que dirige Loreto Cascales, ha sido la primera en poner en marcha a todo su engranaje, el más numeroso, a fin de trazar iniciativas que potencien un contacto interactivo con colectivos y asociaciones. El objetivo es convertirse en vehículo de las legítimas aspiraciones de todos ellos y trasladarlas a los foros correspondientes.

“Si queremos que esta vicesecretaría tenga una utilidad real para la sociedad, debemos hacer nuestras las iniciativas que vengan de colectivos y asociaciones. Un partido es un vehículo para llevar a las instituciones las legítimas aspiraciones de la sociedad. Y ese es nuestro cometido”, ha afirmado Loreto Cascales.

La nueva vicesecretaría ha anunciado que “la prueba evidente de la importancia que las políticas sociales van a tener en esta nueva etapa es la presencia y participación de nuestro presidente provincial José Císcar en esta reunión”.

Cascales ha subrayado que “vamos a desarrollar trabajos sectorializados”. “Hoy, en día –ha afirmado Cascales- la política social forma parte de todos los ámbitos y acciones de la sociedad. De ahí la importancia de estar alerta y trabajar con sentido, dirección y organización. Escuchando mucho, con diálogo, confrontando ideas y poniéndonos en el lugar del otro. Del que padece, del que lo pasa mal y del que requiere soluciones concretas a sus problemas”.

La vicesecretaria de Política Social ha destacado que “vamos a mantener un contacto constante, fluido y directo con el coordinador general, Rafael Candela, porque esta vicesecretaría necesita armonizar sus políticas con todo el partido y con toda la sociedad para ser efectiva”.

Cascales ha subrayado que “la Política Social no tiene color ni siglas. Es de toda la sociedad. Y nuestra obligación es navegar siguiendo el viento que marcan las personas, los colectivos y las asociaciones”.

Loreto Cascales ha destacado que “en materia educativa, queremos que el castellano y el valenciano compartan espacio en la medida que cada cual decida. Sin imposiciones, sin desprecios y sin prejuicios ni perjuicios hacia nada y hacia nadie. Exigimos, y vamos a trabajar con todo nuestro esfuerzo, para que la libertad educativa vuelva a las aulas de nuestra provincia”.